[GUÍA CONAREM] Cómo transformarse en Pediatra en Paraguay

Juan Andrés Del Puerto
3 min readFeb 24, 2021

La decisión de hacer una especialidad es de por sí de valientes pero decidirse por pediatría requiere cierta introversión para asumir un rol único en el amplio mundo de la medicina.

Resumen básico: el examen, documentos y plazas.

En Paraguay se rinde un único examen, el de la COMISIÓN NACIONAL DE RESIDENCIAS MÉDICAS (CONAREM), cada año presenta pequeñas variaciones pero básicamente son 5 módulos: salud pública, cirugía general, ginecología y obstetricia, pediatría y clínica médica.

Eventualmente, se rinde el examen y según orden de puntajes, tienes derecho a elegir una plaza, a renunciar a ella o simplemente pasar y esperar el segundo llamado en caso de que lo que querías ya no esté disponible. Competirás con alrededor de 1000 postulantes por unas 450 plazas aproximadamente (varía cada año).

Toda la información actualizada lo puedes encontrar aquí.

Requisitos y documentaciones necesarias (paraguayos y extranjeros) aquí.

Consejo: Lo ideal es preparar toda la documentación con dos semanas de anticipación. Parte del proceso es tener una carpeta preparada siguiendo el protocolo, es eliminatorio y no hay perdón en la falta de un solo papel.

Unidades Formadoras

En 2021 se ofertaran 95 lugares para futuros pediatras en 8 unidades formadoras (4 más que en 2020). Con la particular característica que de los 95, 4 de ellos harán Neonatología y 2 Terapia Intensiva Pediátrica (firmarán un contrato por 5 años), ambas en el Hospital Nacional de Itauguá.

Hospital Central IPS: 20

Hospital Nacional de Itaugua: 22

Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu: 22

Hospital Regional de Ciudad del Este: 6

*Hospital Regional de Encarnación: 5

Hospital General de Barrio Obrero: 8

*Hospital General de Luque: 8

Instituto de Medicina Tropical: 4

  • Estas plazas requieren egreso de una carrera de grado acreditada.

Consejos para elegir

  1. El momento de la elección de plazas es único. La sensación de tomar una decisión tan enorme y trascendental en nuestras vidas siempre da miedo. Lo ideal es manejar 3 opciones como mínimo y sobre todo estar lo más seguro que pueda sobre esta elección. Si lo único que quiero es pediatría, y no llego a ninguna plaza, mejor presentarse al año siguiente que frustrarse haciendo algo que no nos gusta.
  2. El Hospital: cada unidad tiene su particularidad y su “escuela”. Tomarse el tiempo de conocer los hospitales y hablar con los residentes es fundamental para una buena elección y prepararse para lo que se viene.
  3. La educación en la residencia es totalmente autodidactica, no esperen a que alguien les lleve de la manito y les muestre todo. Eso no va a suceder mágicamente, el aprendizaje se da en la medida en que se demuestra interés.
  4. En Paraguay hay una bien marcada diferencia entre “escuelas de formación”. En salud pública (hospitales del ministerio), el énfasis se da especialmente en la resolución de problemas en cuanto al manejo del sistema sanitario nacional y sus diferentes fortalezas y debilidades. Me gusta decir que aprendemos pediatría de guerra.
  5. No elijas una plaza por la comodidad sino por lo que te va a ofrecer en estos 3 años. La residencia tiene fecha de expiración y hay que aprovechar este tiempo para aprender lo más que se pueda tanto de medicina como de la vida y la interacción con diferentes tipos de pacientes, jefes y compañeros.
  6. Yo elegí formarme en el Hospital Nacional porque es un Hospital de cuarto nivel y me ofrecía un caudal importante de pacientes pediátricos de los cuales aprender.
  7. Éxitos y adelante, que los sueños se cumplen tarde o temprano si uno lucha hasta el cansancio.

--

--